Protección contra la cal

 

La cal en el agua genera grandes problemas que se traducen en pérdidas económicas. AGROSOLMEN, S.L., es especialista en ofrecer soluciones contra este problema en cualquier sector.

Uno de los problemas más graves que surgen con uso de aguas duras, tanto potable como agua de riego, es el excesivo nivel de cal que contiene. Principalmente, la cal obstruye todas las instalaciones hidráulicas, dejándolas inservibles.

Pero también se producen reacciones entre la cal y otras sustancias. Por un lado, en los hogares, la cal reacciona con los geles, detergentes, suavizantes, etc., reduciendo la eficacia de los mismos, y por otro, en la agricultura, la cal reacciona con los nutrientes en el suelo, de forma que no están disponibles para las plantas, mostrando éstas graves carencias nutricionales y no obteniendo el desarrollo deseado.

Hablamos de agricultura y de hogares, porque son los sectores con los que más trabajamos en AGROSOLMEN, S.L., pero en la industria también hay grandes problemas de obstrucción de equipos y maquinaria; en hoteles, hospitales, entre otros. En definitiva, todo aquello en lo que se utilicen aguas duras tendrá problemas graves de cal.